UNA PARROQUIA PRIVILEGIADA

El próximo miércoles día 9 vamos a vivir una de esas jornadas que parecen intranscendentes, pero que tienen mucha importancia. Nuestro Arzobispo, D. Braulio, vendrá a presidir la Eucaristía de la tarde en la parroquia. ¿Cuál es la razón? En esta Eucaristía participarán las Clarisas Franciscanas del Santísimo Sacramento., con la presencia de las religiosas que forman la nueva comunidad de Illescas (Sor Cristina, Sor Katja y Sor Clara) y las representantes del gobierno general de esta congregación.

En ese acto, y con las formalidades que requiere el Código de Derecho Canónico, se abre oficialmente la Casa de las Clarisas Franciscanas en Illescas. Algo parecido vivimos cuando empezaron las Hermanas de María Stella Matutina.

¿Qué significa esto?, ¿por qué es tan importante?... En una época como la nuestra, en la que se están cerrando conventos, casas de religiosas, en tantos sitios, asistir a la apertura de una en nuestra comunidad parroquial de religiosas de vida activa, es asistir como testigos privilegiados a UN DON INMENSO QUE EL SEÑOR QUIERE HACER A LA COMUNIDAD PARROQUIAL DE ILLESCAS.

Las Hermanas Mercenarias se tuvieron que marchar en su día, por motivos de edad y de salud. Vemos cómo los años avanzan implacables sobre nuestras MM Concepcionistas (ojalá puedan estar muchos años en la parroquia), y si miramos a otros sitios de la diócesis, y no digamos al resto de España, no falta el día que no asistamos al cierre de un convento, tanto de vida activa, como de vida contemplativa... Y en Illescas, ¡somos unos privilegiados! Hay que valorar el don de la vida consagrada en la Iglesia. Hay que valorar el don concreto que supone para la parroquia la apertura de esta nueva casa de Religiosas de Vida Activa, que tanta alegría dan a la vida de la parroquia. Es necesario agradecerlo a Dios, y a ellas que han elegido nuestro pueblo para vivir su vocación, y así llenar un poco más nuestra parroquia del carisma franciscano que siempre, de un modo u otro ha estado presente.

Por esta razón es importante: el Señor quiere mandar trabajadores a su mies, y no a trabajadores cualquiera, sino a unas religiosas que fieles al carisma de su fundadora, van a impregnar del vigor de su vida religiosa las actividades pastorales en las que ellas participan, y de algún modo, todo el vivir de nuestra comunidad parroquial. Por tanto, ¡demos gracias a Dios!, y demos gracias a las Clarisas Franciscanas por elegir Illescas para constituir una nueva comunidad. El Sr. Arzobispo las recibe en la diócesis, recibiéndolas en Illescas, por eso viene con nosotros el próximo miércoles, para darlas su bendición y alentarlas en su trabajo. Hagamos un esfuerzo en participar en la Eucaristía del día 9, mostremos de este modo nuestro agradecimiento.

Comentarios